Bonsai Arce

El bonsai arce o arce japonés, destaca en la lista de los favoritos entre los diferentes tipos de bonsai. Se trata de un arbolito del todo encantador, cuyo origen se rastrea hasta las tierras japonesas, chinas y coreanas. Lo que más distingue a este tipo de bonsai son sus curiosas hojas en forma de mano, que le dan una apariencia delicada y elegante. Si ya estás listo para comprar un bonsai de arce y sumarlo a tu jardín miniatura, conoce cómo cuidar esta especie.

¿Cómo es el bonsai arce?

El bonsai tipo arce es un arbolito de tronco fuerte y ramas frondosas. Mientras es joven, la corteza del bonsai arce muestra un color verde y rojizo. A medida que el árbol va envejeciendo, se va tornando marrón y grisáceo. Generalmente son arbolitos no muy altos y de rápido retoño.

Sus hojas se cuentan entre sus principales distintivos. Los bonsais de arce tienen hojas que se conforman por cinco lóbulos opuestos y puntiagudos, que asemejan a los dedos de una mano. Las más comunes son las hojas verdes, pero según la sub especie de bonsai arce con la que te encuentres, también podrás hallar hojas rojizas, amarillas y acanaladas.

Los bonsai arce tienen flores, aunque son tan pequeñas que en muchos casos son imperceptibles. Los frutos del arce en versión grande suelen ser un poco más representativos, pero en la versión de bonsai arce, prácticamente no crecen.

¿Cómo cuidar tu bonsai de arce?

Si te dispones a comprar un bonsai arce, debes considerar que este delicado y hermoso arbolito requerirá de algunos cuidados básicos, para mantenerse saludable y tener una larga vida. Veamos los principales:

  • Los bonsai arce son arbolitos que se dan muy bien en espacios exteriores. Lo ideal es que lo mantengas protegido del viento, pues puede generar que los bordes de sus hojas se marchiten muy rápidamente, afectando su estética.
  • Es recomendables que los bonsai tipo arce no reciban la luz solar directa en las horas del mediodía e inicios de la tarde. Lo ideal es que se exponga el árbol a la luz de la mañana o de final de la tarde.
  • El riego de los bonsai de arce debe hacerse todos los días, verificando que la maceta bonsai en la que lo hayas sembrado tenga un buen drenaje.
  • Sobre el abono para el bonsai arce, puedes utilizar un fertilizante común cada tres semanas. También es importante que sepas que debes cambiar la maceta del bonsai arce cada dos o tres años.

El bonsai tipo arce es una de las más hermosas especies de estos arbolitos en miniatura. Si la escoges para iniciar o completar tu jardín de fantasía, tendrás el regalo de un bonsai de belleza y energía inigualables.